• Jr. Juan Pazos 105 – Alt. Cdra. 3 de la Av. Bolognesi – Barranco – Lima – Peru
  • T: (51-1) 247 3067 Fax:(51-1) 477 9727
  • contacto@sumbi.org.pe

Nuestros servicios sociales y educativos son entendidos como propuestas de tecnología social diseñados a partir de las demandas de la población recogidas a través de diversos estudios o diagnósticos así como acciones de animación socio cultural. Estas metodologías permiten el empoderamiento, apropiación y sostenibilidad, contribuyendo a la política social a favor de la infancia. Nuestras  propuestas permiten a las niñas, niños, padres, madres, vecinos, ciudadanos y comunidades, convertirse en actores de sus propios procesos de cambio y de desarrollo a través de  prácticas creativas e innovadoras que se generan desde experiencias cotidianas.
Las diversas estrategias se clasifican según el grupo objetivo al que se dirigen, aunque muchas de ellas se integran entre en sí durante su ejecución.

Ludoteca para la regulación emocional

Las niñas y niños necesitan espacios de juego organizados y de calidad para que logren aprendizajes significativos. Frente a esta necesidad surgen las Ludotecas Resilientes de uso Comunitario  donde  las niñas y  niños experimentan, crean, descubren y aprenden  través del juego activo y protagónico. Acompañados por promotores capacitados bajo el enfoque de resiliencia para la protección de la infancia en situación de riesgo psicosocial, que ofrece contención socio afectiva, la  Ludoteca permite la reparación y regulación de emociones infantiles  favoreciendo  el desarrollo armonioso y la reconstrucción del vínculo y capacidad resiliente.

Parques infantiles

Las niñas, niños, familias y comunidades requieren de espacios públicos  para el cotidiano transcurrir y compartir  de la vida cotidiana  en contacto con el juego y la naturaleza. Organizados con participación comunitaria y con equipamiento de módulos psicomotrices adecuado para desarrollar actividades lúdicas e interactivas, diferenciadas por edades de 0 a 5  años y de 6 a 12  años, son un lugar de  encuentro y protección de la infancia en el barrio donde  se promueve el juego libre y espontáneo y la recuperación de juegos tradicionales para mejorar vínculos  entre padres e hijos.

Sensibilización sobre el Trabajo Infantil en entorno educativo y familiar

Con la finalidad de contribuir con la erradicación del trabajo infantil se han realizado diversas actuaciones en el entorno educativo y  familiar de niñas, niños y adolescentes que se encuentran en situación de explotación laboral que incide negativamente en su rendimiento escolar. Se trabaja con alumnos de Instituciones Educativas de Ica, Pisco y Chincha donde  se  desarrollan Programas de habilidades sociales, desarrollo personal y reforzamiento escolar y psicopedagógico  a través de talleres de arte, música, danza y deporte donde se han beneficiado a aproximadamente 17,000 niñas, niños y adolescentes en 08 Instituciones Educativas.

Cuento mi historia de vida

Las niñas y niños necesitan realizar actividades a través de las cuales puedan expresarse y crear su propia voz. Ofreciéndoles talleres y actividades lúdicas que integran la escritura, el dibujo y la pintura como ejes principales, se llevan a cabo los Cuentos Mi  Historia de Vida los cuales  generan reflexiones de parte de las niñas y niños  entre los 6 y 12 años, que apunten hacia la revisión de sus derechos, responsabilidades, y oportunidades de acción en el seno de sus comunidades.

Esta metodología integra en el imaginario infantil, formas expresivas que, partiendo de su propia experiencia logren representar aprendizajes colectivos. El resultado visible es la construcción de  tres libros con material reciclado en el que las niñas y niños describen este proceso, apropiándose de las formas particulares que expresa su mecanismo de observación y a través de  los cuales puede compartir sus historias con sus familias y/o amigos

Servicios de Cuidado Diurno SCD

Las madres que trabajan, o que requieren atención a sus diversas necesidades sociales o afectivas, demandan espacios seguros para el cuidado de sus hijo/as cuando no pueden atenderlos directamente. Contar con un SCD en la comunidad, les permite acceder a empleos dignos, participar activamente en sus roles comunitarios, así como proteger a sus hijos de riesgos psicosociales.

SUMBI ha desarrollado por más de 20 años propuestas de organización de SCD, con participación de los padres, comunidad o gestores, con un modelo auto sostenible y una metodología validada de atención integral a los niños. Se han instalado SCD en apoyo a programas de atención a víctimas de la violencia familiar como Warmi Wasi, de atención extra escolar a niños en riesgo COMAIN, atención a la comunidad CCI Pedro de Osma, entre otros. Cuenta con guías metodológicas y asesora a las instituciones interesadas.

Grupos de Interaprendizaje Familiar GIF

Frente a los altas cifras del uso de violencia en la crianza infantil y su reproducción de generación en generación, el Programa Entrelazos plantea espacios de encuentro voluntario entre padres y madres para fomentar el  apoyo mutuo, intercambio de experiencias,  aprendizajes,  y responder a las necesidades en la crianza, desarrollo y atención integral de sus hijos entre 0 y 11 años. Los  GIF permiten  que los padres se escuchen entre sí y puedan alimentarse de las experiencias de otros padres que suelen pasar por experiencias similares, devolviéndoles  su rol  protagónico en la crianza de sus hijos y potenciando sus capacidades parentales para la  prevención de la violencia.

Centros de Recursos para la Crianza Infantil CRI CRI

Las familias de bajos recursos no cuentan con implementos y objetos básicos para la atención cotidiana de sus hijos, lo que les produce tensión y estrés  que se transmite a los pequeños. El CRI CRI es  un espacio creado a partir de la captación de donaciones de objetos y juguetes de segunda mano que luego se  brindan a las familias permitiendo  mejorar las condiciones de vida en el hogar así como el desarrollo armonioso de la niña y el niño.

Se capacita a las madres y padres de familia en la elaboración de sus propios recursos de crianza a partir de materiales accesibles fomentando las 4 R: reduce, reusa, recicla, recupera y  promociona la importancia del tiempo de dedicación exclusiva entre padres e hijos, el espacio propio de juego y/o estudio  y  los 5 juguetes básicos que todo niño debe tener. Actualmente se ha implementado y transferido un CRI CRI al Centro Infantil Municipal Maravillas de Barrios Altos.

Yo Disfruto de ser Papá

Los varones con hijos en la primera infancia, demandan referentes de papás que los inspiren a asumir  una participación activa y afectiva en la crianza  de sus niñas y niños dado que sus padres muchas veces no fueron cercanos a ellos. El programa  brinda un espacio de reflexión y aprendizaje para fortalecer sus roles parentales desde la gestación hasta los primeros años de vida, recogiendo sus intereses y las necesidades de sus hijos.

Ofrece sesiones lúdicas, reflexivas, vivenciales e informativas, recogiendo y valorando sus experiencias como hijo, y reflexionando sobre los estereotipos o prejuicios de género que los limitan a ser papás que disfruten de la crianza infantil. Se cuenta con una cartilla de auto reflexión que permite ir construyendo su propio perfil.  El programa está en etapa piloto y auto evaluación en el Cercado de Lima, y sus resultados permitirán desarrollar una campaña de movilización social comunitaria y pública.

Los 5 juguetes básicos

Estudios científicos, han demostrado que la muñeca, el carrito, el rompecabezas, el cuento y la pelota, generan más de 500 interacciones de aprendizaje en toda niña y niño que los utiliza, lo cual es fundamental  para  su desarrollo integral (cognitivo, social, emocional y físico). Sólo el 36% de los niños cuentan con juguetes adecuados a su edad, solo el 26% cuenta con los 5 juguetes básicos en edades comprendidas entre los 0 y 2 años y en edades superiores, de 3 a 5 años, la cifra tan sólo se eleva a 41% (Sumbi 2012)

Bajo esta necesidad se vienen  realizando campañas de difusión, actividades de animación socio cultural  ASC y desarrollando materiales para la promoción de los 5 juguetes básicos. La estrategia además contempla la creación de estos 5 juguetes de forma artesanal o manual, lo que facilita que estén siempre presentes en la vida de toda niña o niño.

Los mil días en la vida de la mujer para tu cuidado y el de tu niña o niño

Los mil días se refiere a los 9 meses de embarazo (270 días) más los dos primeros años de vida (730 días) de los bebés, una etapa crucial para la mujer y el varón en cuanto comienzan a asumir su maternidad y paternidad, lo que reafirma su desarrollo personal y la fortalece contribuyendo a generar el equilibrio y la seguridad necesarios para sentar las bases del desarrollo y la formación de su niña o niño.

Se ha realizado una guía que ofrece una amplia información que permite que las mujeres conozcan, comprendan y practiquen los cuidados necesarios para ella y su bebé durante estos mil días contribuyendo así a procurar su bienestar, el de su bebé y el de su familia. Asimismo, enseña a las mujeres a hacer partícipes a los varones de forma eficaz y gratificante en este periodo, favoreciendo el fortalecimiento de los vínculos afectivos en la familia, lo que protege, previene y da seguridad.

Espacio propio del niño o niña

Siendo el juego la actividad principal a través de la cual la niña o niño aprende, se promociona el espacio propio del niño  como espacio seguro donde pueda explorar, sentirse parte activa e integrante de su familia, sentirse valorado y querido  y así desarrollar su sentido de pertenencia.

El espacio propio puede ser un lugar para estudiar y aprender,  un lugar para jugar, dormir o simplemente un lugar en el que  la niña o niño  guarda su ropa, sus juegos y sus cosas a modo de generarles orden, sentimiento de protección y libertad para expresarse y desarrollarse con los materiales que necesiten para su aprendizaje.

Se asesora a los padres a través de diferentes propuestas de cómo acondicionar un espacio propio  para sus hijos en los hogares con material sencillo y de bajo costo, basado en técnicas de re-uso y reciclaje.

Grupo Impulsor de Protección Infantil GIPI

Se crea a partir de la necesidad de los vecinos  y líderes del Cercado de Lima los cuales, señalaron que no cuentan con espacios de concertación y mecanismos de articulación en la comunidad para la protección de la Infancia (Sumbi, 2012)

El GIPI está conformado por líderes de la comunidad, vecinos y agentes sociales formales tales como Juntas Vecinales, Vaso de Leche los cuales se unen  de manera voluntaria,  organizada y comprometida  para  la prevención de situaciones de riesgo psicosocial y la protección de las niñas y niños  en su comunidad.  El GIPI es también la Red que está destinada a fortalecer a las instituciones comunitarias ya existentes, tomando en cuenta su capacidad de gestión y con base en la acción colectiva.

Mapeo de riesgo psicosocial para la protección infantil

Se han identificado una serie de factores que ponen en riesgo  psicosocial a las niñas y niños de la comunidad del cercado de Lima tales como el pandillaje, venta de drogas,  falta de vigilancia, niños que se quedan solos en casa,  maltrato, y otros.

El mapeo de riesgo psicosicial para la Protección Infantil  es una herramienta de creación colectiva que de manera gráfica y lúdica permite ubicar e identificar los espacios, situaciones y condiciones de riesgo psicosocial de las niñas y niños en una comunidad.

Esta herramienta, permite generar reflexión, compartir saberes y condensarlos en un soporte en común, el mapa. Esto posibilita visualizar el territorio, formar nuevas percepciones y organizar herramientas y acciones  que busquen generar la protección infantil Se han hecho mapeos en lugares de alto riesgo  con participación  de líderes comunitarios  y  familias de la zona.

Mapeo de protección Infantil

La comunidad asume, atiende y protege a las niñas y niños en situaciones de riesgo y vulnerabilidad. Por ello, los vecinos y líderes comunitarios  diseñaron  el mapeo de protección de la infancia, una herramienta que permite identificar espacios, instituciones, organizaciones y vecinos que representan una condición  de protección de las niñas y niños en la comunidad.

El mapeo  tiene como resultado la creación colectiva de señales de protección de la infancia  que indican a las niñas y niños, 14 espacios seguros, y las personas y lugares que colaboran con su seguridad. Las instituciones y vecinos que portan la señal de protección se comprometen a atender de manera incondicional a las niñas y niños que acudan o soliciten protección. La comunidad organizada  ha generado también una ruta de la protección infantil.

Plan de acción comunitaria para la protección infantil

Ante la necesidad de trazar objetivos comunes y concretos para la protección infantil por parte de la comunidad, los vecinos y líderes del barrio han impulsado un modelo de participación comunitaria replicable y expandible a través de la creación  planificada y la puesta en marcha del Plan de Acción Preventivo a favor de las niñas y niños de su comunidad.

Este Plan les permite consolidar su protagonismo, posicionarse como protectores de su propia comunidad e involucrar a los vecinos y otros actores en la vigilancia, incidencia, participación ciudadana, y movilización social a través acciones de protección de la infancia en riesgo psicosocial y de prevención de la violencia social.

Animaciones socioculturales ASC

Vecinos, familias y comunidades requieren nutrirse con información y herramientas relevantes a través de las cuales puedan expresarse y mejorar su calidad de vida. La Animación Socio Cultural ASC es una herramienta eficaz  que utiliza recursos culturales y artísticos, como música, teatro, actividades lúdicas, pasacalle, títeres, clown, para dar mensajes oportunos y estimular la participación de las comunidades en el proceso de su propio desarrollo.

Además ayuda a las madres, padres y vecinos a empoderarse y a tomar conciencia de sus problemas y necesidades, para solucionarlos por medio de la comunicación. Se han llevado a cabo más de 15 ASC, sobre protección psicosocial de la infancia, crianza, derecho al juego, ente otros,  dirigidos a  niñas y niños, padres e hijos, instituciones y comunidad.

Tardes Entrelazos

Nacen de la necesidad de contar con espacios de participación e intercambio comunitario en el Cercado de Lima. Las Tardes Entrelazos es un espacio saludable  que permite consolidar prácticas  de actividades culturales,  recreativas  y de intercambio  entre los diferentes actores de la comunidad como una práctica sostenible que otorgue nuevas herramientas de creación, aprendizaje y valores en la comunidad.

Talleres de Transferencia de la Metodología de Trabajo con Familias

Considerando la importancia de la transferencia metodológica realizamos talleres que permiten que los operadores o profesionales de los servicios sociales dirigidas a niños y niñas puedan aplicar con las familias con las que trabajan, los contenidos y la metodología sugerida para desarrollar y fortalecer sus capacidades parentales.

Constan de 5 módulos que tocan los temas de la influencia de la propia infancia en el rol parental; el bienestar y empoderamiento parental; la masculinidad, la parentalidad y le equidad de género; el liderazgo  en la comunidad y el fortalecimiento familiar; así como el rol del funcionario público y los servicios de protección infantil.

Incidencia política para el impulso de ordenanzas que promuevan la instalación de servicios  de cuidado diurno

Los gobiernos locales son el organismo más cercano a las necesidades de la población que atienden su capacidad de convocar y articular a los sectores sociales con mandatos a la atención integral de la infancia, son los llamados a favorecer políticas que promuevan la inclusión social y el acceso a oportunidades.

El marco normativo actual asigna al Municipio el rol de promover y sostener servicios de cuidado y protección de las niñas y niños bajo los lineamientos de política nacional de los entes rectores correspondientes como MIMP, MIDIS, o MINEDU.

Hoy en día, el principal desafío de la mayoría de Municipios es superar directivas  ajenas a la demanda social, con exigencias difíciles de cumplir, que no incluyen sistemas de registro ni de acreditación de servicios dirigidos a la infancia, lo que les impide implementar estrategias para supervisar o respaldar la calidad de los servicios existentes.

En el marco de la descentralización de los programas sociales, es posible que los municipios fortalezcan los servicios existentes e impulsen un modelo de atención integral, ampliando cobertura y diversificando intervenciones, recursos humanos y materiales, al mismo tiempo que aseguran una mejora de la calidad con capacitación, procedimientos, planes de acción, etc.